Permisos especiales | Descubre qué son y cómo solicitarlos

¿A quién no le ha sucedido, al menos alguna vez en la vida, que en su calendario laboral se presente una situación excepcional que amerita de atención inmediata, pero que, precisamente por esto, requiere ausentarse del trabajo? ¡Seguramente a todos!

Y es que como personas que vivimos en una sociedad, vinculados por filiaciones personales y familiares con otras personas, es lógico pensar que en algún momento alguien de nuestros seres queridos necesite de nuestras atenciones, pero también, incluso, a la inversa, que seamos atendidos por razones de salud, accidentes u otro factor.

Sea como fuere, el caso es que hay que saber cómo solicitar vacaciones especiales en la empresas en la que estemos empleados.

Factores a tener en cuenta para pedir permisos especiales en el trabajo

Muchos empleados sienten incertidumbre cuando se ven empujados, por las razones que sea, a pedir un permiso a la empresa donde laboran, para atender una coyuntura especial. Tanto es así, que muchos concluyen en que es mejor optar por pedir las vacaciones, aunque el tiempo que requieren para resolver algo circunstancial, sea menor al de las vacaciones.

Diferencias fundamentales entre permisos especiales y vacaciones

Los permisos especiales no tienen que ver con el tiempo de las vacaciones. Las vacaciones son un derecho tipificado en la Ley, Artículo 52 del Código de Trabajo, el cual contempla de manera clara que: “… todo trabajador tiene derecho a treinta (30) días por cada once (11) meses continuos de trabajo”.

En cambio, los permisos especiales es un concesión que da la empresa a  un empleado para que este resuelva una contingencia y/o eventualidad imprevista, mayormente. Ahora bien, se debe tener en cuenta que los permisos especiales no forman parte de las prestaciones laborales, por tanto, se presta a la negociación entre patrono y empleado.

Así tenemos que, habrá permisos especiales que son remunerados por estar amparados en los órganos constitucionales, a saber, ir a ejercer el derecho al sufragio, actividades sindicales, entre otros; no obstante, en los demás casos, el patrono puede reservarse el derecho a decidir si otorga permisos especiales remunerados o no.

Consideraciones generales

Antes de pedir el permiso especial es indispensable que sopese la situación y ver si la misma amerita el tiempo que estimas para solventar; igualmente, es vital que resuelvas los pendientes laborales, al menos un 80% antes de ausentarte.

Una vez evaluada la situación entonces, deberás comunicarte con tu jefe inmediato, plantearle claramente la situación que obliga a ausentarte, escuchar sus observaciones; luego deberás dirigirte a rrhh y consignar formalmente la petitoria de permiso especial, buscando un punto medio en que la flexibilización del tiempo laboral no sea un problema.

No te olvides de tus empleados en Navidad

Pensar en nuestros empleados dentro de las fechas navideñas, es una actividad que si bien no es obligatoria para el funcionamiento de una compañía, es una buena oportunidad para generar excelente resultados en la construcción de una compenetración directa de éste para con la identidad de la organización.

Por este motivo, en esta infografía te damos algunas opciones de regalos para tus empleados que los sorprenderán de manera positiva y producirán en ellos esa motivación necesaria para mejorar los resultados dentro de el sagrado clima laboral.