Recursos Humanos: Órgano vital de la Empresa

Reclutar y seleccionar el personal correcto para cada posición no es tarea fácil. Muchos factores influyen, por eso es importante que nuestro personal de Recursos Humanos sepa qué es exactamente lo que necesita la empresa para poder cumplir sus necesidades.

El área de Recursos Humanos no solo trabaja en reclutamiento y selección, sino que también se fomenta la formación constante del personal y busca retener a los talentos humanos dentro de la organización. El personal debe estar alineado a las políticas de la empresa para trabajar coordinadamente y lograr los objetivos propuestos.

El primero en acuñar el término fue John R. Commons en el libro Distribución de la riqueza que publicó en 1893. Sin embargo, no fue sino hasta 1920 que se comenzó a usar con frecuencia, justo cuando se empezó a ver que los empleados de la compañía se podrían considerar como activos, es decir, como parte del capital de la organización.

Algunas de las tareas principales de una unidad de Recursos Humanos son determinar cuáles son las necesidades del personal e identificar si estos deben estar contratados o como personal fijo. También deberá velar por las buenas relaciones entre los empleados para mantener un clima armónico en el espacio laboral, fundamental para un correcto desempeño de las labores y el logro de objetivos.

Aspectos que marcan marcan la diferencia

Los empleados, además de un ambiente ideal y buena remuneración salarial, también necesitan incentivos que los motiven, más allá de lo económico. La unidad de Recursos Humanos tiene toda la información del empleado, así que podrán identificar fácilmente las fechas importantes como: cumpleaños, aniversario en la compañía, entre otras.

Un empleado satisfecho es un cliente más y, además, un medio de publicidad positiva que no se puede desperdiciar.

Los empleados también son clientes. La unidad de Recursos Humanos presta un servicio y éstos deben sentirse satisfechos con su trabajo. Si existe alguna queja, el equipo debe buscar la manera de resolverla rápidamente. Para evitar estas situaciones se hace necesario tener un plan de respuesta y de actividades constantes para sondear opiniones.

La unidad debe estar atenta a los cambios del entorno para estudiar cómo satisfacer las necesidades de estos clientes internos. Los trabajos motivacionales son fundamentales en cualquier momento, pues unifican al grupo y desarrollan las aptitudes y actitudes de los trabajadores. Estas capacitaciones constantes brindan beneficios a sus participantes y a la empresa.

Un empleado  contento y pleno es más eficiente que uno insatisfecho.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.